M. Galvez

Geniales! Mis dos hijos han pasado por ahí, con muchas dislalias ambos. No tengo suficientes palabras para agradecerles el buen trabajo qué han realizado. Además, el trato con los niños hacía qué no se les hiciera pesado ni «rollo». Un diez.